sábado, 31 de marzo de 2012

CANCIÓN "EL OBRERO"

CANCIÓN "EL OBRERO"
Entre Pasco y Áncash
Por Manuel Acosta Ojeda

Manuel Grijalva con Graciano Rixi y Jacinto Palacios figuran como autores de uno de los huainos más populares del Perú, "El Obrero", que se diferencian por muy pequeñas variantes, el primero fue inscrito en el Municipio de Cerro de Pasco y el segundo en la Biblioteca Nacional.

"¡En vano niña pretendes/ olvidar al pobre obrero! Son los primeros versos de uno de los huainos más populares del Perú. Toda mi vida estuve seguro de que este huaino pertenecía al maestro Jacinto Palacios, a quien tuve el honor de conocer por 1950. Cantante, guitarrista y compositor; famoso y muy querido.

Conocido como "el padre del folclore ancashino". Autor de "Mujer Andina", "Zorro Negro", "Caudillo Atusparia", "Trabajador de Minas", "El Minero" y muchas obras más.

Dicen que la necesidad crea la casualidad y viceversa, lo puedo confirmar.

Jamás me hubiera enterado de la historia de este huaino, de no ser por la invitación del poeta Luis Pajuelo Frías, director del Centro de Cultura Popular Labor, quien solicito mi apoyo, a principios de la década de 1980, para definir las canciones, los cantantes y los instrumentistas del disco Historia de la Música Minera de Cerro de Pasco.

El huaino "El Obrero", figura como de Manuel Grijalva Cabello en la letra y como musicalizador a don Graciano Rixi, considerado como el mejor compositor cerreño. El huaino del que estamos tratando, ocupó el primer puesto, en los carnavales de 1924. En los concursos que se celebraban anualmente, en los meses de febrero, en la "Real Ciudad de las Minas", Cerro de Pasco.


"EL OBRERO"
Música: Graciano Ricci
Letra: Manuel Grijalva Cabello


Si te ofrezco mi cariño
si te digo que te quiero,
tú me dices "yo no quiero
el amor de un carbonero".


En vano niña pretendes
despreciar así al minero
olvidando que es sincero,
el amor del pobre obrero.


De mi cara la negrura
no es el color permanente
es color que diariamente
sale oscuro de mi frente.


Como quieres que yo viva
sin esperanza ninguna
en la mina trabajando
la muerte solo esperando.

Parece ser que Manuel Grijalva, trabajó en las minas de carbón de Goyllarisquizga (en quechua: "donde cayó la estrella"). O tal vez escribió la letra del huaino a algún minero dedicado al duro trabajo de extraer, el "carbón de piedra".

Al año siguiente, para el concurso de los carnavales, en 1925, volvió a ganar la música de Graciano Rixi, con la muliza: "A ti". La letra es de Mariano V. Collao: "De la vida en el camino/ muchas veces encontramos/ al placer que va de prisa/ y al dolor que va despacio".

Curiosamente, en 1929, el mismo huaino "El obrero", con algunas variantes en la letra, gana el concurso de la Fiesta de Amancaes en el Rímac, interpretado por Jacinto Palacios Zaragoza. Pero es recién en 1955, cuando se registra con el número 104, donde dice a la letra: "Jacinto H. Palacios Zaragoza, ha depositado en esta Biblioteca, de acuerdo con la Ley del 31 de Octubre de 1849, dos ejemplares de la publicación intitulada "El Obrero"-Chuscada. Música y Letra". Biblioteca Nacional. Reg. Propiedad Intelectual.

Inscrita como sigue:
El Obrero

En vano, niña pretendes
olvidar al pobre obrero,
sabiendo que es sincero
el amor del pobre obrero.

Como quieras que yo viva
si tú vives engañando,
trabajando en las minas
solo la muerte esperando. 

La negrura de mi rostro
no es un color permanente,
trabajando diariamente
con el sudor de mi frente.
Tomado del Suplemento Variedades N° 244 del El Diario El Perunao (26/09/2011)


2 comentarios: