jueves, 14 de abril de 2011

BUSCANDO AMERICA


SIN FRONTERAS
BUSCANDO AMERICA*

Por Manuel Acosta Ojeda

Esta semana se celebra el Día de las Américas, una buena ocasión para recordar a los juglares que le cantan a esta hermosa tierra, a la bonhomía de su gente, a la unidad de este gran continente.

"Nadie debe creer que el cantor pertenece a un mundo extraño, donde todo es escenario y fantasía, el cantor es un hombre más que anda transitando las calles y los días, sufriendo el sufrimiento de su pueblo y latiendo también con su alegría."1

El eterno sueño de hacer de nuestra inmensa diversidad, un abrazo de unidad, sigue latente como nuestro máximo objetivo. Más que los diplomáticos –con todo respeto– los mejores comunicadores, son los trovadores que van llevando todas las sangres de América hacia un solo corazón. Son los mensajeros que encargan al viento sus coplas y el latido de sus voces, del mar a las cordilleras, de la pampa a la quebrada, del valle a los arenales.

Los mejores juglares, cuyas letras se han quedado clavadas en la memoria de la esperanza, han traspasado fronteras, tiempos y generaciones.

El Jibarito, Rafael Hernández (1891-1965), quiso integrar la bandera de su Puerto Rico, para que se uniera en el cosmos americano.

"Preciosa te llaman los bardos que cantan tu historia,
no importa que el tirano te trate con negra maldad,
preciosa serás sin banderas, sin lauros, ni glorias,
preciosa te llaman los hijos de la libertad."

Compositor y estudioso de la música popular chilena, Rolando Alarcón Soto (1929-1973), autor comprometido con su gente e integrante del grupo Quilapayun, nos dejó: "Si somos americanos/ somos hermanos, señores,/ tenemos las mismas flores,/ tenemos las mismas manos./ Si somos americanos,/ seremos buenos vecinos,/ compartiremos el trigo, seremos buenos hermanos./ Bailaremos marinera,/ refalosa, huaino y son./ Si somos americanos,/ seremos una canción."

Atahualpa Yupanqui, Héctor Roberto Chavero Aramburo (1908 -1992), argentino de tierra'dentro, quien mantuvo su modo de vivir y de cantar a pesar de la fama mundial, trenzó las cuerdas de su guitarra con las de su garganta, para emprender el más bello de los oficios.

Los Indios

"América es un largo camino de los indios.
Ellos son estas cumbres y aquel valle
y esos montes callados perdidos en la niebla
y aquel maizal dorado.
Y el hueco entre las piedras, y la piedra desierta.
Desde todos los sitios nos están contemplando los indios.
Desde todas las altas cumbres nos vigilan.
Ha engordado la tierra con la carne del indio.
Su sombra es centinela de la noche de América.
Los cóndores conocen el silencio del indio.
Y su grito quebrado duerme allá en los abismos.
Dondequiera que vamos está presente el indio.
Lo respiramos. Lo presentimos andando sus comarcas.
Quechua, aymara, tehuelche, guarán o mocoví.
Chiriguano o charrúa, chibcha, mataco o pampa.
Ranquel, arauco, patagón, diaguita o calchaquí.
Omahuaca, atacama, tonocotés o toba.
Desde todos los sitios nos están contemplando los indios.
Porque América es eso: un largo camino
de indianidad sagrada.
Entre la gran llanura, la selva y la piedra alta.
Y bajo la eternidad de las constelaciones.
Sí. América es el largo camino de los indios.
Y desde todos los sitios nos están contemplando".

Durante los días 7, 8 y 9 de junio de 1996, el coliseo Rumiñahui, sirvió de escenario para el festival Todas las voces, todas, convocado por el pintor latinoamericano Oswaldo Guayasamín, nacido en Ecuador en 1919, con el fin de construir su proyecto de la Capilla del Hombre. Por la década de los '60, los argentinos Armando Tejada Gómez (1929-1992) y Julio César Isella (1938), integrante de Los Fronterizos, unieron sus talentos en una Canción para todos, que fue rebautizada con el mismo nombre del encuentro.

Sol de alto Perú
rostro Bolivia, estaño y soledad,
un verde Brasil besa a mi Chile,
cobre y mineral
subo desde el sur
hacia la entraña América y total
pura raíz de un grito
destinado a crecer
y a estallar.

Este 14 de abril, conmemoramos un año más del Día de la Américas, pero como dice el panameño Rubén Blades: "Mientras no haya justicia, jamás tendremos paz".

* Titulo de obra musical de Ruben Blades
(1) Oficio de Cantor, Miguel Ángel Morelli


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada