domingo, 20 de febrero de 2011

PENSIÓN VITALICIA I


ESTE BLOG SE ADHIERE AL RECLAMO POR LA PENSIÓN VITALICIA DE MANUEL ACOSTA OJEDA


MANUEL ACOSTA ¿CUÁNDO?
Tomado del Diario La Primera
Columna del Director: César Lévano

Una vez más, Manuel Acosta Ojeda es omitido en una lista de artistas populares que recibirán una pensión modesta pero vitalicia. En la nómina de beneficiados, Acosta brilla por su ausencia.

Muchos de los agraciados merecen la distinción. Entre ellos Alicia Maguiña, Augusto Polo Campos, Carmencita Lara. El premio alcanza a Rafael Matallana, quien debe de haberse regocijado en su tumba. Como LA PRIMERA informó ayer, el congresista del APRA Mauricio Mulder se extrañó de que muchos congresistas no hubieran aprobado la pensión para Acosta, porque, según alegaron, no sabían quién era.

No conocen esos congresistas al autor de “Madre”, “Cariño”, “Si tú me quisieras”, “Adiós y sombras”, “Canción de fe” y muchas otras bellas canciones, notables por la riqueza de su melodía y la poesía de sus versos. Valses, mulizas, yaravíes, huainos de Acosta han vibrado en todos los paisajes del alma popular.

Dan ganas, por eso, de preguntar cómo así se enteraron los congresistas de la existencia de artistas como el danzante de tijeras Máximo Hilario, y de los compositores Julio Rosales Huatuco, María Isabel Minaya y Elizabeth Urquiza. Todos ellos tienen, según los padres de la patria, más méritos que Acosta, y por eso reciben pensión.

Van varias veces en que se omite a Acosta de una relación de premiados. A menudo se ha favorecido a artistas virtualmente desconocidos.

La omisión de Acosta ha suscitado indignación y protesta de muchos intelectuales y músicos, que saben de su talento de compositor, y también de sus méritos como investigador de la Música popular.

Hay una razón adicional para la ira. Hace años, el artista padece de un mal que exige atención especial y, desde luego, gastos a granel.

Dos años atrás, el 31 de agosto de 2008, alguien colocó en Internet un texto titulado: “¿Cuándo mierda le otorgan una pensión a Acosta Ojeda?”. Se leía allí: “Hemos vuelto a comprobar el carácter de cholo terco de Manuel, quien no quiere pedir nada a nadie, ya que considera que los reconocimientos deben venir solos; pero los años avanzan, su salud se sigue deteriorando y hay que comprar medicinas, tener un sencillo para el combo y otros etcéteras”.

El reclamo recupera actualidad. Leo casas, extraordinario folclorista andino, narrador y poeta en quechua, ha escrito unas líneas en las que se adhiere al reclamo de justicia iniciado por Rafael Drinot, y expresa:

“Manuel Acosta Ojeda, extraordinario compositor, estudioso y difusor de la Música criolla, es también incansable promotor del fraterno encuentro entre andinos y costeños. Su fecunda obra ya cuenta sin duda con el reconocimiento, gratitud y orgullo de todos los peruanos”.

“Todos los peruanos”, menos ciertos congresistas. Me adhiero al reclamo de pensión también para Manuel Acosta Ojeda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada