sábado, 14 de mayo de 2011

EL PRIMER CRIOLLO EN EL PERU


EL PRIMER CRIOLLO EN EL PERU

Por Manuel Acosta Ojeda

Los 13 de la Isla del Gallo fueron 14, lo afirma Horacio Urteaga, pues el número 14 por ser negro esclavo no era considerado persona. Este negro de Guinea fue el primer "criollo" en pisar territorio Tumpi –hoy departamento de Tumbes“, y no por Pedro de Candia "el Griego" como algunos afirman; seguido por Alonso de Molina, quien era su dueño.

"Criollo" se le decía al negro esclavizado nacido fuera del África, por extensión de la voz "creole", aplicada a la mezcla de dos o más idiomas.Siempre hemos opinado, sólo por deducción, que la música de nuestros primeros paisanos negros no tuvo nada de africana y esto lo confirmamos cuando leyendo "La práctica musical de la población negra en el Perú" de la musicóloga Chalena Vásquez, menciona a Denys Cuche y su trabajo Poder blanco y resistencia negra, cuando señala:

El grupo étnico negro del Perú, que no existía al principio de la Colonia, pues los esclavos provenían de etnias distintas, se fue constituyendo paulatinamente. La primera experiencia del negro en el Perú fue soportar la destrucción por el blanco de su organización social anterior. (Cuche:1975:133)

No había pues una etnia "africana", se fue formando, condicionada por el entorno. Recurriendo a la fuente original, encontramos las bases teóricas con las que podemos reafirmar lo que hemos sostenido por muchos años. Prestemos atención a lo que indica Cuche en el mencionado libro:

La esclavitud destruyó totalmente la sociedad africana. El control de la vida sexual de los esclavos por el amo y las mismas condiciones de vida de la esclavitud habían destruido la estructura familiar africana. El sistema de trabajo en las plantaciones hizo desaparecer la antigua organización tribal del trabajo. Y por supuesto, también había desaparecido la organización política de las etnias africanas. Era, pues, toda la sociedad africana que estaba desagregada.
Pero en la esclavitud y sobre todo después de la esclavitud, los negros crearon su propia organización social, formaron una nueva comunidad étnica, fundada en una historia de explotación común.

Al igual que el negro de Estados Unidos de América, creador del "spiritual" y el blues, el negro, en vías de peruanización, tuvo que crear melodías y letras donde reflejara su estado de ánimo, en el que latía el inhumano trato del amo, mucho antes de la frenética música bailable que se le atribuye.

Nuestros primeros paisanos negros tuvieron que crear su música y sus danzas, también de acuerdo con la región peruana en que se encontraban, no pudiendo escapar a la poderosa influencia de las costumbres musicales y danzarias del indígena peruano; además de las del entorno sociogeográfico.

Por eso, desde hace mucho afirmamos que los primeros negros en el Perú sufrieron la despiadada destrucción de casi todas sus costumbres. Y sus melodías, sus ritmos, sus cantos y sus bailes, los tuvieron que crear, basados en su memoria genética, influenciada y condicionada por formas musicales del antiguo Perú y españolas.

Diferentes a las que recibieron los negros del sur de Estados Unidos, Cuba, Haití, Brasil, –regiones donde el negro no tuvo que trabajar en "minas" que estaban a cuatro mil metros de altura, muriéndose de frío, a temperaturas que jamás conoció–, lugares donde pudo desarrollar y organizar casi cómodamente sus ideas, lo que le "ordenaban" sus "genes".

La razón por la que hemos empezado nuestros artículos con la danza y canto creados por nuestros paisanos afrodescendientes, es porque en ellos reside el origen de lo que actualmente se consume como música criolla, de la cual su elemento central es el valse.

Estando este en inevitable "peligro de extinción", le damos la preferencia para que pueda ser estudiado con mayor rigor científico. También intentamos que nuestro paisano negro se peruanice, puesto que el movimiento afrólogo es muy fuerte.

Tomado del Suplemento Variedades de diario El Peruano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada