lunes, 16 de mayo de 2011

RENACE UNA ESPERANZA

Al contemplarte cerca




RENACE UNA ESPERANZA




Por Manuel Acosta Ojeda.

A los 75 años de su partida, la asociación cultural CSM Felipe Pinglo Alva le rinde el mejor homenaje al bardo criollo: inmortalizar su legado y valorizar a la música popular incentivando su estudio e investigación.

Al contemplarte de cerca Nace una esperanza


Estos son los primeros versos de un valse de Carlos Hayre Ramírez, cuya producción musical es lamentablemente poco conocida. Y es que estamos contemplando gran cantidad de jóvenes interesados, no sólo en cantar y tomar "de rompe y raja", pasándola "del carajo", sino que se preocupan seriamente en la investigación sociológica de la canción costeña, más conocida como criolla; produciendo discos, análisis, libros, videos, entre otros, que están a disposición del público diletante para su lectura y posterior opinión crítica.


En esta misión se encuentra la asociación cultural CSM Felipe Pinglo Alva, la que mañana, 17 de mayo, celebra sus Bodas de diamante. A estos 75 años, de conservación y difusión de la vida y obra de su mentor, donde hemos podido deleitarnos con incomparables e irrepetibles voces exclusivas (1), como las de Alfredo Leturia,Augusto Ballón, Enrique Rubianes, Fernando Hurtado "Mano Corta", Teófila Ramírez "la Coco"; además de charlas sobre el tema a cargo de Aurelio Collantes, César Santa Cruz, Ricardo Miranda, el "Cumpa" Donayre, Rodolfo Espinar, Gonzalo Toledo; se suma la creación de la biblioteca Todas las artes (2), que intentará servir lo mejor posible a los que deseen estudiar las artes populares de nuestro país, en sus tres regiones.


Uno de los valses más bellos, compuesto en su homenaje, es el que escribiera Pedro Espinel, primer presidente del centro musical.




MURIÓ EL MAESTRO
Cubierto de crespones,
inclinan sus guitarras,
los bohemios de hoy,
y con profunda pena,
ahogan sus acordes,
los de ayer también.


Es que no pueden ya,
no crean que es fingir
de qué vale ocultar,
que es muy grande el dolor,
que agita el interior,
del humano sentir.


Lo fúnebres heraldos,
dan a conocer,
la desaparición,
del quien fuera en otrora,
el genial intérprete,
de nuestras canciones,
de meritorio saber,
de honda inspiración,
de su capacidad,
se enorgullece ya,
el folclore nacional.


Murió el maestro sin par,
hoy por ti ha de llorar,
la bohemia criolla,
de luto están las guitarras,
todo es tristeza y dolor.


A la necrópolis va,
en sentida expresión,
numeroso cortejo,
dispútanse el ataúd,
todos quieren cargar,
al amigo que se fue.


La ciencia fue impotente,
para salvar la vida
de este ser genial,
la muerte injustamente,
lo eligió para ella,
haciéndolo inmortal,
pues la consagración,
que en vida tuvo él,
por su gran actuación,
le conquistó un sitial,
rodeado de esplendor,
en la inmortalidad.


Felipe Pinglo Alva,
el genial criollo,
de nuestra tradición,
que otrora nos brindara,
el caudal inmenso
de sus producciones.


Con su muerte nos dejó,
gran vacío porque es,
imposible encontrar,
otro Felipe igual,
al maestro sin par.


Como todos los años, desde su fallecimiento, el pasado viernes 13, se realizó la romería y homenaje ante el mausoleo erigido en su memoria, cuyo busto fuera esculpido por Artemio Ocaña Bejarano, y las primeras notas del valse "El plebeyo" quedaron grabadas en un pentagrama de metal, forjado por Nicomedes Santa Cruz.


Hoy, a partir de las 7:30 de la noche en las instalaciones del centro musical en el pasaje Olaya 110-305, frente a la Plaza Mayor de Lima, Chalena Vásquez, Eduardo Mazzini, Lucas Borja Rojas, Darío Mejía y un servidor, nos reuniremos, para exponer y debatir sobre el aporte del Bardo Inmortal. Esperaremos juntos la hora propicia para cantar la serenata y darnos un gran abrazo.



(1) No eran cantores de auditorios de radioemisoras.
(2) Se agradece las donaciones de discos, libros, entre otros.




Tomado de la Revista Variedades del diario El Peruano.


MURIO EL MAESTRO - Duo Leturia y Velásquez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada