martes, 31 de mayo de 2011

EL CALCIO POPULAR

QUE 80 AÑOS NO ES NADA...

EL CALCIO POPULAR

VARIEDADES_165[1].pdf - Adobe Reader

Fue un concierto memorable el que se organizó el viernes 12 en honor de don Manuel Acosta Ojeda por sus 80 años de vida. Artistas de reconocida trayectoria se sumaron al homenaje a uno de los mejores creadores del verso popular.

Por Manuel Acosta Ojeda

Amigo no es cualquiera, artista tampoco. Esta referencia es para agradecer a los amigos y los artistas que nos acompañaron, la pasada noche del viernes 12, durante 3 horas en el cálido auditorio de la Derrama Magisterial.

Fue la celebración de "mis primeros 80 años de vida". El "complot" se inició en cerrado secreto a fines de diciembre del año pasado. July Sánchez Fuentes y Celeste Acosta Román se autoencargaron la ardua tarea de la organización, July es hija de mi gran amigo Ernesto Sánchez Fajardo, más conocido como el "Jilguero del Huascarán", con quien compartí escenarios en los sindicatos, comunidades campesinas, universidades.

El público que colmó las butacas del teatro, sabía a lo que iba, a escuchar canciones de la autoría de un servidor, que lamentablemente son consumidas por una minoría.

Rafael Santa Cruz, impecable, presentó el programa, sobrio, elegante, culto con chispazos de anécdotas inesperadas. Iniciaron la música a nombre de la Peña "Don Porfirio", Gustavo Urbina, Ronald Díaz y Javier Hernández, con "Así te quiero" y "Puedes irte", seguidamente el Dúo Patria, fundado por el maestro Lucas Borja y su compañera de vida y de canción, Luisa Ramos, acompañados en la primera guitarra por José Purizaca, cantaron "Si tú me quisieras", "Canción de Cal y Canto", finalizando con "Bajo la loza" (Marinera limeña).

La parte pedagógica estuvo a cargo de Chalena Vásquez, quién hizo una exposición analítica, brillante de "Junto al Río". Lo más plausible de la exposición, fue el lenguaje sencillo, no docto ni académico, entendido y apreciado por el respetable, pues iba acompañado de su canto.

Rafael, criado entre músicos, explicó que en toda reunión con música tradicional de nuestra costa no podía faltar "la décima". Don Diego Vicuña Villar recitó dos de estas expresiones culturales.

La gratísima sorpresa de la noche, fue la presencia y el canto de Graciela Polo, quien junto con su hermana Noemí, triunfaron con el nombre de "Las limeñitas". El público la recibió de pie, con un estruendoso aplauso, ella agradeció emocionada y cantó "En un atardecer"; cuando se retiraba el grito de otro, otro, otro, estremeció la sala, Chelita accedió e interpretó el valse de autor anónimo "La cabaña", causando lágrimas que mojaron las sonrisas, trasladadas a sabe Dios qué recuerdos de los que aplaudían, y la despidieron igual, de pie. En la guitarra emocionadísimo estuvo el joven Sergio Salas.

Cerrando la primera parte, la gran "Bartola" interpretó "Atrévete a olvidarme" y "Cariño", como siempre suele hacerlo, inmejorable.

Luego de un breve intermedio, el sociólogo Rodrigo Montoya elogió mi obra destacando que ésta era un puente que intenta unificar los fragmentos dispersos de nuestra vieja patria. "Mezclado entre huaynos y valses, Manuel sigue trabajando". Anunció la presentación del Trío de música y canto popular "Los Cholos", Gomer Valverde, Henry Guevara y Ricardo García, que nos brindaron "Chola Linda" y dos temas andinos del Dominio Público.

César Lévano La Rosa dio un testimonio de amistad y presentó al cada día más sólido grupo "Evocación Criolla", Carlos Ayala, Dick Miñano, Renzo Gil y Carlos Castillo. Su primer tema fue, "Dónde estás, amor" para continuar con la polca "Promesa".

Carlos Hayre y yo, respondimos al llamado de César al escenario, "Hay que salvar al amor" y "Madre" fueron los últimos temas de noche.

El gerente de Radio Nacional, Julio Espejo; y la presidenta del Directorio de Editora Perú, María del Pilar Tello, llevaron su saludo.

El calcio popular, que viene con la energía que da el afecto del aplauso como recompensa por el trabajo realizado, impide la osteoporosis ideológica.

Tomado de la Revista Variedades del diario El Peruano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada